viernes

Y quienes te terminan entendiendo, no son las personas.

"No puedo sacarte de mi mente... qué bien se siente ♫" Aunque no se siente bien, no te quiero dando vueltas por ahí, me hace mal... a mi cabeza. Creas una confusión enorme, me cerras y me dejas sin respirar. Y ahí comienza la tortura, donde veo errores en  todos lados, lágrimas ocultas en todas las personas, pesimismo POR DONDE MIRES. Es difícil encontrar un punto medio, para comprendernos entre todos. Es muy difícil, sí. Se torna insoportable no encontrar una buena respuesta, después de intentar un cambio, que termina siendo falso. Y acá terminamos recurriendo, porque ni vos misma queres escucharte ya. Y hablas sola, porque te avergüenza admitir que estas sola entre cuatro paredes escritas con boludeces, y un televisor que transmite hipocresía, pero lo que vale, es el ruido. Te hace sentir acompañada, ¿no?


(Idiota)


Patético es seguir pensando en madurar, y ponerme seria ante todo, cuando mi conciencia sigue viendo caprichos y deseos de nena torpe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tu comentario :3