miércoles

Suite de Bach

Creo que esta es una de las pocas entradas que van desde el fondo. No pretendo que te llegue como me llegó a mí, sino que al menos la entiendas. Leí un libro. Claro, no es la primera vez, pero sí la primera vez que un libro me hace poner sencible y llorar. A veces somos tan estúpidamente humanos, que no vemos lo que vale realmente una vida. Y muchos valoramos cuando perdemos, algo y todo. Y cuando tenes SIDA, o te enfermas similar, o sabes que lo vas a perder, y tal vez vos mismo vayas a perder, empezas a disfrutar como nunca antes. Y te olvidas de la mierda, y te planteas que todo debería ser un paraíso a disfrutar, en tus últimos días. Y entonces, valorar la vida me haría falta.
 Y no estoy enferma, sino que pude ver con ojos de perro siberiano lo que muchos humanos estúpidos como yo los jueves a las 12:10, a veces no suelen ver.
Entonces los últimos perros que nacen de una misma hembra, son los más débiles, y con ojos marrones siguen siendo siberianos... y mucha gente puede verte diferente, con enojo y vergüenza, con lástima, intolerancia, temor, misterio, y tal vez curiosidad, pero los ojos que siempre te van a ver de la misma manera, son los ojos del perro siberiano más débil de color marron. 
La dignidad, no debería importarte a la hora de morir.

1 comentario:

  1. me gusta tu blopg te sigo,
    http://mariastrich.blogspot.com/
    siguemee:)

    ResponderEliminar

Agradezco tu comentario :3